MARRAKECH

Creo que es de justicia que la primera entrada del blog sea para la preciosa ciudad de Marrakech, ya que ha sido la última que he visitado hace apenas dos semanas y ha sido uno de los viajes con mayor contraste cultural que he podido disfrutar.

Marrakech es una ciudad llena de contrastes, de colores, de vida. Si algo me llamó la atención de esta ciudad es la armoniosa convivencia existente entre lo tradicional y lo más actual, ya que de una calle a otra puedes pasar del caos de un mercadillo en el que las condiciones higiénicas brillan  por su ausencia, a un elegante bulevar con hoteles y restaurantes solo aptos para los más holgados bolsillos.

photo-05-02-2017-13-01-08-1photo-05-02-2017-13-06-26photo-07-02-2017-13-58-13

Gastronomía

Lo primero que debo decir de esta ciudad es que no es apta para gente escrupulosa. Si eres de los que no puede comerse algo que otras personas han tocado con la mano te diré que no comerás en todo tu viaje (aunque siempre puedes optar por los restaurantes más caros que si bien, no son tan caros en comparación con lo que podría ser uno de esa categoría en España, olvídate de comer por menos de 20€ si quieres algo limpio).

La mayoría de restaurantes locales sirven los mismos platos tradicionales (cuscús y tajín) y la verdad, si te gustan los guisos y las verduras, vas a disfrutar. Los platos son enormes y los puedes encontrar por apenas 3€ en muchos sitios. Eso sí, el pan te lo darán con la mano y sacado de una zona no muy higiénica, por decirlo elegantemente. Mi consejo es que una vez estés allí no pienses demasiado en dichas condiciones y simplemente disfrutes de la experiencia o volverás asqueado.

Lo que más me gustó de la gastronomía marroquí fue sin duda su gran pasión por las frutas y verduras. Allí no se tomaba apenas agua o Coca Cola, tomaban zumos recién exprimidos. En la plaza principal de la ciudad (Jemaa el-Fna) siempre hay muchísimos puestos en los que te hacen desde un zumo de naranja natural mediano (por solo 0,5€) hasta zumos de mango, fresa, piña o granada (por 1€), realmente es un auténtico placer poder disfrutar de zumos naturales frescos por ese precio. Yo desde luego me tomé más de 6 en apenas 4 días.

Relación Calidad/Precio Buena
Variedad Más bien poca
Facilidad de encontrar sitios Mucha
Lo mejor El precio
Lo peor Las condiciones higiénicas
Te gustará sí… Te gusta la verdura y no eres escrupuloso

Transporte

Marrakech es una ciudad pequeña y fácil de caminar ya que es totalmente llana. Si te alojas en la Medina (dentro de la muralla) no tienes ni que preocuparte por el transporte ya que se puede recorrer totalmente andando.

Por otra parte, el aeropuerto también se encuentra bastante cerca de la ciudad y aunque hay un autobús (de la empresa española ALSA, por cierto) que te lleva, mi consejo es que si vais 2 o más cojáis un taxi ya que al final te sale prácticamente por lo mismo  y os ahorráis tener que esperar colas y caminar luego hasta vuestro destino.

Eso sí, al llegar a Marrakech tenéis que haceros a la idea de que TODO, absolutamente TODO, se regatea. Y los taxis evidentemente no van a ser menos. Ellos al principio van a pedir precios muy elevados (quizás los taxis no tanto porque saben que el bus está ahí y podéis pasar de subir en ellos, pero algunos comerciantes en sus tiendas te empiezan pidiendo hasta 10 veces más del precio que finalmente acceden a venderte) así que lo mejor es armarse de paciencia y empezar el juego del trueque.

17078020_10211168281219609_570425168_nEl aeropuerto de Marrakech es muy moderno y tiene un diseño espectacular.

En nuestro caso, el taxi de la ida lo conseguimos por 13€ y el de la vuelta por 10€ ya que en la ida fue nuestro primer contacto con el regateo y aunque conseguimos bajar bastante (al principio pedía 30) seguramente podríamos haber bajado más (la ciudad está a menos de 10 minutos en coche y tened en cuenta que para ellos 13€ son bastante más de lo que es en España) pero igualmente nos pareció barato así que nos subimos rápidamente. Eso sí, no dejéis que os tomen por turistas tontos, ellos a los españoles nos ven como ricos y siempre van a intentar sacarte mucho más intentando dar pena… Así que lo que queráis regatear ya depende de vosotros.

photo-05-02-2017-19-19-30

Alojamiento

Respecto al alojamiento os diré que es uno de los puntos fuertes de la ciudad. En Marrakesh son muy populares los Riads, una especie de Bed and Breakfast en los que las mujeres marroquíes os van a sorprender por su amabilidad y hospitalidad.

La mayoría son muy económicos y te suelen incluir desayuno. Además las habitaciones son muy amplias y normalmente con un decorado árabe muy acogedor. En nuestro caso, nos alojamos en el  Riad Bjoujna, y lo recomiendo encarecidamente ya que si bien el desayuno era algo repetitivo, el precio fue genial (unos 50€ por persona para 3 noches) y estaba muy céntrico (esta preciosa mezquita estaba enfrente)

17077858_10211168280979603_489849134_n

Eso sí, no recomiendo llevar ordenadores u otros objetos de valor que vayáis a dejar en la habitación, ya que las puertas en Marrakech se cierran con candados de dudosa seguridad y aunque la mujer daba absoluta confianza siempre te quedas con la inseguridad de quién puede entrar en tu habitación (una amiga se llevó una Nikon y la dejó un día en la habitación y estuvo intranquila todo el día, pero realmente cuando llegamos todo seguía en su sitio)

Cambio de dinero

Yo había leído cosas muy diversas en Internet antes de ir, desde que era mejor cambiar en el aeropuerto de España hasta que era mejor esperarse y cambiar en los sitios de cambio en el centro la ciudad, y la verdad es que estábamos bastante bloqueados con ese tema.

Al final, tuvimos suerte, y tras ver que en Barajas el cambio era bastante malo, esperamos y descubrimos, que el mejor cambio y con mucha diferencia, es el que te hacen en el propio aeropuerto de Marrakech, ya que prácticamente es el oficial. Así que mi consejo es que intentéis prever lo que vais a gastar y lo cambiéis todo en el aeropuerto al llegar.

También es importante saber que en todas las casas de cambio del centro no aceptan tarjeta de crédito y solo aceptan euros en efectivo y en billete. Por lo que si una vez en la ciudad queréis volver a cambiar es mejor que tengáis euros en efectivo, si no siempre os quedará la opción de sacar en un cajero, lo cual no puedo decir si ofrece buen cambio o no porque no lo necesité (pero no suele dar buen cambio, aunque hay excepciones)

Lugares de interés y excursiones

Lo cierto es que lo mejor de Marrakech, su verdadera esencia, es pasear y perderse por la ciudad sin buscar nada en concreto. Sus calles están llenas de vida, de color. Cualquier puerta de un hotel puede ser digna de para y la correspondiente foto postureo para el recuerdo. Sin embargo, lo cierto es que Marrakech tiene unos imprescindibles que no puedes perderte bajo ningún concepto:

1.- Plaza Jemaa El Fna

Da igual la hora del día, esta plaza esta siempre repleta de actividades y puestos de venta (van cambiando a lo largo del día). Es el centro de vida de la ciudad y debes visitarla tanto de día (con sus preciosos puestos de plantas y con auténticas cobras) como de noche (con miles de farolillos encendidos en venta que hacen del ambiente realmente idílico).

Quizás deba confesar que por el día llegué a odiar esa plaza, ya que tengo muchísimo miedo a las serpientes y las tenían ahí, en mitad de la plaza, sueltas. Yo caminaba con el pánico de despistarme y pisar una sin querer (con su cariñosa respuesta correspondiente)

jemaa_el_fna-9photo-05-02-2017-16-04-02-1

Detrás de la está la Mezquita Koutoubia, la mezquita más grande toda la ciudad y la hermana mayor de la Giralda de Sevilla. Como en todas las mezquitas de la ciudad está prohibido el paso para los no musulmanes, pero es sin duda una de las vistas más espectaculares de la ciudad.

photo-05-02-2017-14-42-46photo-05-02-2017-17-38-33-1

2.- Tumbas Saadies

Son bastante pequeñitas pero no pueden ser más bonitas y lo más importante: en ellas podrás posturear como Dios manda, ya que toda la arquitectura del lugar da para muchas fotos super guays.

Además debo advertiros de que la entrada cuesta apenas 1€ pero os váis a sentir muy tontos al comprarla, ya que una vez que la compras, no hay ni puerta ni nadie a quién enseñársela, (creo que fuimos los únicos pringados que la compramos, el resto de gente entraba tan ancha) así que ya sabéis lo que tenéis que hacer.

photo-05-02-2017-13-58-10-117102097_10211168136896001_645102401_nphoto-05-02-2017-13-59-41photo-05-02-2017-14-09-44photo-05-02-2017-13-56-16-1

3.- Madraza Ben Youseff

Quizás el palacio más bonito de todo Marrakeh, es cierto que no es muy grande tampoco pero merece totalmente la pena pagar los 3€ de entrada y disfrutar de su arquitectura.

Como podéis ver, también da para una buena sesión…

17092282_10211168180537092_738836572_n17078131_10211168180297086_657996643_n

16649544_10210993968701905_6234440974532699287_n

4.- Jardines Majorelle

Creo que es el lugar más idílico de todo Marrakech, actualmente son propiedad de Yves Saint Laurent y eso se nota en el precio (7€), lo más caro de toda la ciudad. Es cierto que es bastante caro para lo que es, ya que realmente es una casita con unos jardines súper cucos, sí, pero muy pequeñito todo, eso sí, simplemente pasear y sentirse en mitad de un oasis en pleno desierto es algo difícil de explicar.

Están fuera de la Medina y creo que eso es algo positivo, ya que si vas andando puedes conocer toda esa zona que es la más moderna y rica de Marrakech, descubriendo la otra cara del caos y de las casas tradicionales. Nosotros descubrimos un supermercado igual que los españoles y entramos a visitarlo como si de un monumento se tratase (dentro de la Medina los supermercados no existen, solo hay quioscos con sus panes con moscas al aire libre), por lo que merece la pena.

photo-07-02-2017-16-08-16photo-07-02-2017-15-56-22photo-07-02-2017-15-53-01

5.- Zoco de Marrakesh

Es asolutamente como te lo imaginas, unas callejuelas enormes llenas de tiendas de todos los estilos en las que tendrás que emplearte a fondo para regatear. Es una auténtica pasada pasear por ellos y caer en alguna de sus tentaciones. Eso sí, si empiezas a regatear algo y acabas consiguiendo un precio que supuestamente has aceptado, NO se te ocurra decir que ya no lo quieres, se enfadarán mucho y te subirán de nuevo el precio.

A nosotros nos pasó, que una amiga estaba indecisa entre dos bolsos y el vendedor no nos dejaba irnos a mirar el otro, o comprábamos en ese momento a ese precio o al irnos subía. Total, que nos fuimos indignados, y al final resulta que le gustaba más el primero, así que acabamos volviendo arrastrados a comprarlo más caro. La vida del consumidor es muy dura, chicos.

17092424_10211168170136832_1109657023_n17105299_10211168181377113_1303133721_n

Respecto a las excursiones, me temo que soy pesado pero es que tenéis que REGATEAR y muy fuerte, ya que conocimos a un chico en nuestra excursión que había pagado 50€ por ella, mientras que nosotros la conseguimos por 15€ cada uno.

En toda la ciudad hay puestos para vender las excursiones por lo que no tendréis problemas en encontrarlos. Eso sí, una vez en ellas, tenéis que armaros de paciencia, ya que acostumbran a parar en tiendas en mitad de la nada para venderte las mismas baratijas que ya has visto en la ciudad (yo discutí con el conductor por esto varias veces, pero había una pareja marroquí haciendo la excursión con nosotros y compraba encantada en todas esas tiendas así que mis palabras le entraban por un oído y le salían por el otro…)

Nosotros hicimos la del Valle del Ourika y bueno, os advertiré que de valle no tiene nada. Se trata de subir una montaña pedregosa durante más de dos hora (nosotros no íbamos nada preparados, íbamos pensando que era una excursión postureo de andar poco y hacer muchas fotos y resultó ser todo lo contrario) pero definitivamente merece la pena. El ambiente es precioso y acabas en una cascada increíblemente azul. Además, incluía un paseo en camello, por lo que rentó mucho y os recomiendo encarecidamente hacer una si vais más de 3 días.

17092159_10211168238858550_2091714110_nphoto-06-02-2017-14-15-17-1photo-06-02-2017-14-24-18photo-06-02-2017-13-43-42photo-06-02-2017-17-22-49

Y en otro orden de cosas, después de este viaje acabaréis hasta el moño del aceite de argán, os lo querrán vender por todas partes, hasta cuando supuestamente te van a enseñar una casa tradicional bereber, te llevarán a una casa donde aparantemente hacen el aceite de argán y te lo querrán vender como unos condenados. Yo sinceramente pasé, por esos precios me lo compro en un herbolario español cuando realmente lo necesite.

Por tanto, creo no me equivoco al decir que Marrakech es un lugar totalmente recomendable para visitar. Su exótica cultura y gastronomía, su hermosa arquitectura, sus precios y la facilidad de llegar hasta la ciudad desde España (hay vuelos por unos 50 i/v) son motivos más que suficientes para atreverte y conocer esta increíble ciudad. Eso sí, con 4 días es suficiente, pienso que con más días te puedes llegar a aburrir.

Me encantaría recibir un feedback vuestro para saber si os ha gustado y qué puedo cambiar/mejorar. Espero que os haya gustado.

Marcos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: